Significados 

La imagen es el opio de occidente

Allí, al fondo de las salas oscuras, hombres y mujeres, desplomados unos al lado de otros en incómodos sillones, permanecían inmóviles durante horas enteras en la contemplación hipnótica de una amplia pantalla deslumbrante que ocupaba la totalidad de su campo visual. Y sobre esta superficie centelleante se agitan esas imágenes que les penetran hasta el corazón, y contra las que carecen de defensa alguna.

En verdad, la imagen es el opio de Occidente. El signo es espíritu, la imagen es materia. La caligrafía es el álgebra del alma, trazada por el órgano más espiritualizado del cuerpo, su mano derecha, es la celebración de lo invisible a través de lo visible. El arabesco testimonia la presencia del desierto en la mezquita. Mediante él, el infinito se despliega en lo finito. Pues el desierto es el espacio puro, liberado de las vicisitudes del tiempo. Es Dios sin el hombre. El calígrafo, que en la soledad de su celda toma posesión del desierto poblándolo de signos, escapa a la miseria del pasado, a la angustia del porvenir y a la tiranía de los demás. Dialoga a solas con Dios, en un clima de eternidad.

Michel Tournier: La gota de oro.

Related posts